El cifrado de datos comienza a hacerse un hueco en la Pyme

Según un estudio llevado a cabo por la empresa B2B para Kaspersky Labs en Julio de 2012 a nivel mundial, el cifrado de datos comienza a hacerse un hueco en la empresa, aumentando 33 puntos su adopción respecto a los resultados del año anterior recogidos en nuestro país.

Sólo un 40% de las empresas españolas utiliza el cifrado para proteger los datos críticos en 2012. Este porcentaje estaba en el 7% en 2011, lo que muestra un aumento significativo y cómo las empresas comienzan a ver el cifrado como una medida de protección necesaria para su información.

A este respecto también hay diferencias. Sólo el 37,5% de los encuestados utiliza el cifrado completo del disco duro mientras que el 34% utiliza el cifrado de datos en dispositivos externos. Me llama la atención este resultado, porque siempre he pensado que es más útil y necesario en dispositivos externos, susceptibles de perderse o ser robados, como memorias USB, portátiles, smartphones, etc. que en equipos de sobremesa.

Las cinco medidas de protección más utilizadas en las empresas españolas son los antivirus, gestión de parches de seguridad, protección perimetral de la red, políticas de recuperación de datos tras accidentes y políticas de acceso. A estos se suma ahora el cifrado de los datos.

El cifrado es un medio muy útil para reducir el riesgo de fuga de información crítica, pero es más eficaz cuando se incorpora a un sistema integral de seguridad para la infraestructura corporativa. Para que sea un sistema eficaz debe ser un sistema transparente para el usuario, que no note que está ahí, pero que funcione.